Make your own free website on Tripod.com
Vasco de la Zarza (1499?-1524), escultor de la etapa inicial del renacimiento y uno de los introductores de este estilo en tierras castellanas.
Aunque se le suele considerar de origen toledano, algunos especialistas le creen nacido en Portugal. Se conocen muy pocos datos de su biografía, pero parece probable que se formara en Italia, quizá en la región lombarda, y en contacto con la obra del florentino Domenico Fancelli, a juzgar por las características de su estilo, muy influido por el lenguaje del quattrocento italiano. Es autor de una obra elegante y preciosista, en la que muestra el interés por la abundancia decorativa propia del plateresco. Desarrolló su actividad en Segovia, Toledo, Palencia y, fundamentalmente, en Ávila, donde se encuentran algunos de sus trabajos más relevantes. Para la catedral de esta ciudad realizó la decoración del baptisterio, el altar de Santa Catalina (terminado por sus discípulos), el sagrario del altar mayor, la talla del retablo mayor y el trasaltar, su obra más notable, que finalizó en 1518. En él se incluye el famoso sepulcro de don Alonso de Madrigal, El Tostado, en el que este obispo nacido en Ávila aparece representado sedente y escribiendo, iconografía rara en España pero con claros precedentes en Italia. Esta actitud del personaje está relacionada con el hecho de que dicho eclesiástico escribiera hacia 1440 el libro Sobre los dioses de los gentiles, impreso en Salamanca en 1507, el primer texto de tema mitológico escrito por un español.
Vasco de la Zarza también realizó otros importantes sepulcros renacentistas, entre los que destaca el del obispo Alonso Carrillo de Albornoz de la catedral de Toledo (c. 1515), en el que utiliza el esquema de arco triunfal con rica ornamentación renacentista.