Make your own free website on Tripod.com
Lucas van Leyden (1494-1533), pintor y grabador holandés, cuyo nombre verdadero era Lucas Hugensz o Jacobsz, destacó entre los primeros miembros de la pintura de género holandesa y está considerado uno de los más brillantes grabadores de la historia del arte (véase Técnicas de grabado). Nació en Leiden, Países Bajos y estudió con su padre, que era pintor, y con el también pintor holandés Cornelis Engelbrechtsen, mostrando una precoz aptitud para el arte del grabado. Lucas realizó más de 200 grabados, aguafuertes y diseños para xilografías, la mayoría de temática religiosa o alegórica, en las que destacó como un dibujante consumado. Su obra está marcada por un sentido monumental en la composición de las figuras, la utilización de la perspectiva aérea, minuciosidad en los ropajes y naturalismo en la caracterización de los personajes. Sus primeras series de planchas sobre la Pasión de Jesucristo, realizadas en 1509, ya muestran la maestría del artista.
En 1521 Lucas conoció al pintor y grabador alemán Alberto Durero en Amberes, quien bajo la influencia de Lucas comenzó a utilizar tonos más fuertes y un modelado más acentuado en los contrastes lumínicos. De la producción pictórica de Lucas destaca el Juicio Final (1526-1527, Stedelijk Museum, Leiden, Países Bajos) y Cristo presentado al pueblo (1530, Museo Metropolitano de Arte, Nueva York).