Make your own free website on Tripod.com

Lorenzo Ghiberti (1378-1455), escultor italiano, una de las figuras más importantes del primer renacimiento en la ciudad de Florencia. Sus trabajos y escritos sentaron las bases de la escultura clásica y preconizaron el estilo del cinquecento. Sus esculturas traslucen un alto grado de perfección técnica así como una elegancia lineal y una esbeltez herederas del gótico internacional.

Nació en Florencia (Italia) y aprendió el oficio de orfebre de su padrastro, Bartolo di Michele. En 1402, en competencia con Filippo Brunelleschi y Jacopo della Quercia, ganó el concurso para la realización de las segundas puertas de bronce del baptisterio de la catedral de Florencia (las primeras puertas habían sido realizadas a comienzos del siglo XIV por Andrea Pisano). Trabajó en ellas durante más de veinte años (1402-1424), ayudado por sus discípulos, entre los que se encontraban Donatello, Michelozzo y Paolo Uccello. Cada puerta se compone de catorce medallones cuadrilobulados que contienen veinte escenas sobre la vida de Cristo, los cuatro evangelistas y los cuatro Padres de la Iglesia. Instaladas en 1424, las puertas fueron muy alabadas por su esmerado trabajo. Aunque los relieves aún conservan reminiscencias del estilo gótico, los realizados al final muestran un interés creciente por la antigüedad clásica, la perspectiva y la perfección anatómica de las figuras, que cobra mayor importancia que la de los ropajes. Esta transición hacia el estilo renacentista es también evidente en tres estatuas de santos realizadas en bronce: San Juan Bautista (1414-1416), San Mateo (1419-1422) y San Esteban (1425-1428).

A partir de 1425 comienza su etapa de madurez, durante la cual desarrollará sus ideas con más intensidad. Los relieves para la catedral de Siena (1417-1427) y su obra más importante, la tercera puerta del baptisterio de Florencia (que acabó en 1452), muestran la evolución hacia una representación naturalista del movimiento, el volumen y la perspectiva. La complejidad de las escenas recuerda más a la pintura que a la escultura, de forma que los personajes aparecen situados en varios planos sucesivos que van casi desde el bulto redondo hasta el bajo relieve apenas esbozado. A esta tercera puerta, en cada una de cuyas hojas se representan cinco pasajes del Antiguo Testamento, Miguel Ángel la llamó la Puerta del Paraíso.
Ghiberti fue un propagador activo de las ideas humanistas. Su manuscrito inacabado Comentarios (1447-1448), contiene su autobiografía, la de otros artistas y sus teorías sobre la óptica y el arte antiguo. Murió el 1 de diciembre de 1455 en Florencia.